Un poquito de historia; es una planta originaria de la parte central del continente americano, principalmente se encuentra de manera silvestre en México y Guatemala.

Posteriormente la cultura anglosajona y sobre todo la americana, se ocupó de comercializarla como un símbolo navideño, como curiosidad importante indicaros que es la planta mas cultivada en EEUU.

Pero vamos realmente a lo que nos importa, sus cuidados:

Ubicación: En todo el hemisferio norte (España), la tenemos que utilizar como planta de interior, ya que de manera general, no aguanta las bajas temperaturas que tiene esta parte norte del planeta en invierno. Debemos buscarle un sitio con una buena intensidad lumínica y alejada de corrientes de aire. La Euphorbia Pulcherrina se encuentra en su “Salsa” entre 16 y 22 º, temperatura que fácilmente se consigue en un hogar con algún sistema de calefacción.

Riego: Ya tenemos la temperatura correcta, ahora debemos manejar bien el tema de la humedad que en muchas zonas de nuestro país es muy baja. En nuestra floristería, regamos cada dos o tres días, y siempre por abajo para evitar puchedumbres en el tallo. Pero ¿Cómo regamos por abajo? Fácil, cogemos un recipiente y lo rellenamos de agua aproximadamente unos 8 o 10 centímetros, posteriormente introducimos la planta y la dejamos absorbiendo el líquido elemento durante unos 15  o 20 min, posteriormente la sacamos del recipiente y la dejamos escurrir para volver a dejarla en su sitio original.

Abonado: Un abono especial para Poinsettias, o en su defecto un universal rico en nitrógeno.

Poda y trasplante:  Confiamos mucho en vosotros, pero mejor este tema os lo contamos en febrero, paso a paso ………………

 

Añadir Comentario

Tu dirección de email no está publicada. Los campos requeridos esta marcados *